El "Huerto del CRE"

Como parte del proyecto del Centro Escolar, se ha puesto en marcha durante este curso 2019-20 el Huerto del CRE, una actividad en la que participan todos los alumnos, tanto los de Primaria como los de Secundaria. También cuenta con la implicación profesores, educadores y profesionales que, en mayor o menor medida, colaboran en su funcionamiento.

Ha surgido este proyecto, con una intención de perdurabilidad, con el objetivo de que los alumnos puedan vivir las experiencias durante todo el ciclo de una planta, desde su germinación hasta su conversión en compost. Con el objetivo de conocer las plantas que originan los alimentos que consumimos, se responsabilizará a los alumnos de la realización de tareas para el cuidado de los seres vivos que son las plantas, buscando la sensibilización ecológica, el fomento de una alimentación sana, la percepción multisensorial de las plantas y los beneficios de la reutilización y el reciclaje.

En este primer momento, el huerto se ha ubicado en dos zonas del recinto. En el patio central se encuentra el huerto vertical, en palés reciclados, con plantas aromáticas y culinarias: curry, menta, orégano, poleo, salvia, tomillo... En el patio escolar se ha situado la zona de huerto al aire libre, que se ha iniciado con la plantación de los productos de invierno: coliflor, espinacas, kale, lechuga, rabanitos, romanesco, zanahorias... Todos los productos están adaptados a sus temporadas de siembra y cosecha, y siempre buscando los que se ajustan al tiempo del curso escolar, para que sean los alumnos los que se encarguen de todas las tareas y puedan observar el ciclo completo.

Más de dos meses hemos estado fuera del CRE por el COVID19  pero no se quedó solo. A su cuidado han quedado los “imprescindibles”, a veces poco nombrado, aunque este no es el caso. Los mensajes y WhatsApp que circulan entre nosotros los nombran con frecuencia. Cuando se limpiaron habitaciones, cuando se abrió el centro a otros, soportando una actividad silenciosa y continua. Un día tras otro ahí seguís: gobernancia, limpieza, mantenimiento, seguridad... Gracias por cuidar nuestro CRE, gracias por mantenerlo activo cuando nosotros estamos y gracias por mantenerlo activo cuando nosotros no estamos. Gracias por cuidarlo para nuestro regreso. Gracias por cuidar del pequeño huerto.